La cola virtual es ya un sistema aceptado y utilizado en muchos de los bancos comerciales capitalinos, según este método, el cliente al ingresar debe tomar un número, lo que exonera al cliente de su sagrado derecho de hacer cola por cualquier cosa, derecho consagrado en la declaración de principios reggaetoneses. (Declaración de Reggaetonia, antigua Vallenatia, 2004)

Algunos usuarios encuestados afirman quejarse de hechos contradictorios, por una parte, los encuestados afirmaron que ocurre que el banco puede estar vacío y sin embargo el papelito dice que falta una cantidad enorme de clientes por atender, en lo que no se pelan casi, y menos por defecto es el tiempo aproximado para ser atendidos. Pasar los números tarda su tiempo. La otra respuesta común entre los encuestados es que afirman que el banco está abarrotado, pero virtualmente faltan como dos o tres veces la cantidad de clientes por ser atendidos. De lo que podemos estar seguros es de que a los bancos, entra mucha gente.