Escena: en la oficina de la diva.

El Galán llega.

La Diva: ¿Qué haces aquí? (dice despreciativa) No creas que vamos a hablar de nosotros.

El Galán: No te preocupes, no vengo para hablar de nosotros.

La Diva entra en su oficina y El Galán la sigue, a continuación ella sigue hablando mientras él examina parte del decorado.

La Diva: ¿Sabes? (dice ella, sumamente histérica) Creo que ya que estás aquí deberíamos hablar de nosotros.

El Galán: Si, es cierto (dice él, sumamente sobreactuado) Hablemos de nosotros.

Cambio de escena.